logo-mini

Mercedes Ruiz Déjame que te baile

Instantwritings: essay and paper writing service. Please, write my paper for me for money.

Mercedes Ruiz pide permiso para bailar. O, mГЎs bien, les reclama humildemente su atenciГіn: quiere que la vean, que la sientan bailar.

Mercedes lleva casi toda su –corta— vida bailando en un escenario: desde que, con apenas siete años, la enrolaran como grumete en la Compañía de Manuel Morao y Gitanos de Jerez para actuar en Nueva York. Por sus venas, corren hematíes rabiosos de compás y sabias plaquetas que saben cuándo y cómo pararse: Mercedes respira en flamenco, siente a través del flamenco. Sentir: éste es el verbo que ella utilizar para transmitir su experiencia durante el largo proceso de montaje de un nuevo espectáculo o, como sintético balance, tras cada actuación: lo siente o no lo siente, ha sentido al cantaor o no; se ha sentido –ella misma- bien o fatal. En su sentir, cabe todo un mundo: el de un alma sensible y oculta que ha hecho del baile su particular forma de expresión.

Tal vez sea por esto –por esta asunción del flamenco como su lenguaje vital, espiritual— por lo que Mercedes iniciara, hace ya unos años, un viaje introspectivo, de autoconocimiento reflexivo de su baile: un proceso que le sirviera para unir, en íntima e indisoluble comunión, la elaboración técnica con el discurso emotivo y sentimental. Y siendo Déjame que te baile un paso más en esta dirección; es, sin embargo, un espectáculo distinto a sus dos propuestas �grandes’ anteriores: pues si Perspectivas era un canto a la luz y a la vida (tras su maternidad) y Ella, un responso de angustias y negros presagios personales; Déjame que te baile se centra en la necesidad que siente Mercedes de reinterpretar su baile, de volver a concebir estilos –en el flamenco, no sólo es posible, sino necesario— a la luz de su poética dancística actual.

Para nutrir esta forma nueva suya de bailar, Mercedes recala en las formas cantaoras y musicales de los caladeros mГЎs fructГ­feros y estimulantes del flamenco: los mГЎs lejanos del primer tercio del siglo XX y los mГЎs cercanos de esa nueva edad de plata que fueron las dГ©cadas del sesenta al ochenta de la pasada centuria: Pepa Oro, ChacГіn, Vallejo, Pastora, Sernita o Isabelita de Jerez, por citar sГіlo a algunos; pero tambiГ©n RamГіn Montoya, Sabicas o Paco Cepero (quien realiza una colaboraciГіn muy especial en el espectГЎculo).

Para este replanteamiento de su baile, Mercedes necesita del diГЎlogo con voces cantaoras y sensibilidades musicales que le transmitan el impulso necesario para sentir, para crear: algo que los artistas invitados (David Palomar, JesГєs MГ©ndez, Santiago Lara) le proporcionan a raudales: con sus conocimiento antiguo, con sus maneras actuales.

Mercedes Ruiz quiere bailar para todos ustedes: sentir con todos ustedes.

Con su permiso, por supuesto.